contactar

Imprimir

El calor del verano y los viajes también afectan a la alimentación de las mascotas

(0 votos)
Añadir a favoritos
Información ofrecida por www.royalcanin.es

Atención especial al aporte de agua y consumir alimentos específicos para la actividad estival del perro

Madrid, 24 de junio de 2014. Las vacaciones son períodos de relax y cambio de hábitos, sin embargo debemos seguir proporcionando los mejores cuidados a nuestros animales de compañía.

Royal Canin propone algunas sencillas medidas que ayudarán a alimentar correctamente a los perros en la época estival.

Mantener su alimentación

En verano, como en cualquier época, la alimentación debe ser completa y equilibrada. Es probable que los dueños de las mascotas alteren sus hábitos en vacaciones, sin embargo esto no debemos trasladarlo a los animales.

Si cambiamos nuestro lugar de residencia por unos días, lo mejor es continuar con su alimento habitual. Un cambio brusco de alimentación podría provocar trastornos digestivos. Por eso es recomendable llevar al menos una pequeña cantidad de su alimento Royal Canin habitual para los primeros días y luego tratar de conseguir allí el mismo. Si nos vemos obligados a cambiar, habrá que hacer una transición gradual y progresiva: dar su alimento habitual con un poco del nuevo e ir aumentado la proporción de éste y disminuyendo el de siempre hasta que solamente tome el nuevo. En ningún problemas digestivos.

El agua

Para nuestros perros es imprescindible tener siempre disponible agua fresca y limpia, siendo aún más necesario durante el verano, por las altas temperaturas. De hecho si pierden un 10% de su agua corporal, estaría en peligro de muerte. Las necesidades diarias del perro son de 60 ml por kilo de peso, con variaciones importantes, ya que esas necesidades pueden aumentar en situaciones como la gestación, la lactancia, una mayor actividad y por supuesto con una mayor temperatura ambiente.

Por tanto, no debemos olvidar nunca el agua, ni cuando salimos de casa. Es recomendable llevar una botella para poder ofrecérsela con frecuencia si pasamos muchas horas fuera de casa y durante los viajes en coche es necesario hacer paradas cada 2 ó 3 horas para que pueda moverse un poco y beber.

Con los cachorros y los animales mayores hay que ser todavía más precavidos, porque se deshidratan fácilmente.

Los perros pueden perder el apetito

Es frecuente que algunos perros coman menos como consecuencia del calor. En esos casos, es recomendable una consulta al veterinario que nos pueda indicar otro alimentomás energético para que, con menor cantidad, pueda cubrir sus necesidades, o bien otro que pueda resultar más atractivo y estimule su apetito.

Atención a la conservación

Una adecuada conservación es siempre importante, pero con altas temperaturas se vuelve imprescindible.

Se deben guardar los envases bien cerrados y en un lugar fresco y seco, lejos de la acción directa de los rayos del sol.

Si se trata de un alimento húmedo, hay que retirar lo que no se haya consumido y limpiar el comedero. Si queda algo en la lata, habrá que conservarlo en el frigorífico.

Alimentos para combatir el estrés por viajar

Para algunos perros el viaje y el cambio de residencia en vacaciones suponen una situación de estrés. Podemos observar, entre otros síntomas, deposiciones y micciones en lugares inapropiados, comer más o menos de lo habitual, reacciones de miedo o rechazo al contacto.

En estos casos, el veterinario puede recomendar una dieta específica que incluye nutrientes que ayudan a aliviar los síntomas de ese estrés. Se trata de sustancias derivadas de la leche, alfa-casocepinas, que tienen un efecto tranquilizante basado en componentes naturales.

Adaptar la ración a la actividad

Es posible que en verano varíe la actividad de nuestro perro, en cuyo caso su racionamiento deberá adaptarse a dicha circunstancia: algunos realizan más ejercicio fuera de casa y otros lo contrario.

Si en vacaciones, aquellos que tienen perro, practican deportes con ellos, lógicamente también realizan más ejercicio de lo habitual y necesitarán más alimento.

Si por el contrario lo dejamos al cuidado de algún familiar o amigo que tenga una vida más sedentaria que la habitual, sus necesidades serán menores. En este caso, si continúa tomando la misma cantidad de siempre ingerirá más de lo necesario y se favorece la obesidad.

Los perros merecen la mejor nutrición y salud, por ello Royal Canin formula una alimentación para sus necesidades específicas, teniendo en cuenta su raza, tamaño, edad, actividad y condición física (www.royalcanin.es).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +